Bizcocho sin levadura

Los amantes del dulce experimentan momentos de gran placer cada vez que se permiten uno de esos llamados «caprichos culpables». De hecho, se dice que el dulce alimenta más el corazón que el estómago. Yo no soy especialmente «dulzón», como suele decirse, pero admito que hay algunos postres, pasteles y demás sabores que alimentan todo el cuerpo, no solamente nuestro estómago. Y entre ellos, mi favorito: este que hoy preparo para vosotros, a vuestra par, para disfrutar en casa de un poco de dulce en estos días tan amargos. Prueba este Receta de Bizcochuelo sin levadura y saborea un poquito de futuro.

Y si no eres muy «dulzón» tú tampoco, aprende a preparar esta receta para los tuyos, que seguro que les alegra cualquier tarde durante la cuarentena.

Receta de Bizcochuelo sin levadura

Bizcocho sin levadura

Bizcocho sin levadura

Este paso a paso es muy sencillo y fácil de seguir, para todas las personas que están en casa disfrutando de su familia en estos momentos.  Los postres y bizcochos, en general, son platos que preparamos más para los nuestros que para nosotros mismos. Así que ponte el delantal con una sonrisa. 

Ingredientes

  • 7 huevos                   
  •  210 g de azúcar           
  •  210 gr de harina 
  •  1 vaina de vainilla o esencia
  •  La ralladura de un limón
  •  Sal
  •  Mantequilla

Paso a paso:

1- Batimos los huevos con el azúcar y casi de inmediato incorporamos las semillas de la vainilla  y la ralladura del limón. Seguimos batiendo a velocidad alta durante unos 10 minutos hasta conseguir el punto de letra*. De hecho, en la cocina siempre se dice que un buen batido es el secreto del bizcochuelo.

Bizcocho sin levadura  Bizcocho sin levadura  Bizcocho sin levadura

Bizcocho sin levadura

2- Tamizamos la harina, le añadimos una pizca de sal y agregamos a la mezcla en tres veces. Vamos integrándola con la espátula con movimientos envolventes para no sacar el aire de la mezcla a la hora de hacer nuestro bizcochuelo.

 

 

 

 

 

 

3- Vertemos la mezcla con cuidado de no sacar el aire en un molde de unos 22 cm, previamente encamisado** con mantequilla y espolvoreado con harina desechando la sobrante.

4- Horneamos a 180º durante 40 minutos.

Bizcocho sin levadura

Bizcocho sin levadura

5- Esperamos a que entibie y desmoldamos. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla, defendiéndolo con uñas y dientes para que los impacientes no se adelanten y lo tomen todavía caliente.

Bizcocho sin levadura

Bizcocho sin levadura

Ahora que ya tienes la receta de este Bizcochuelo sin levadura, solo queda que lo probéis en casa. Si, además, tienes niños pequeños, es una receta muy sencilla para que puedan aprender a ayudar en la cocina sin riesgo, ni para ellos ni para el resultado de la receta.

Aquí tienes algunos términos de los que he hablado durante la receta, para que vayas aprendiendo tu vocabulario de experto en la cocina, que con las sesiones de #ElChefEnCasa vamos a lograrlo ¡eso seguro!

*Punto de letra: se llama de este modo al resultado de un batido intenso de huevos y azúcar durante, aproximadamente, unos diez minutos. ¿Cómo sabemos que es correcto y el resultado será perfecto? Cuando, al acabar y levantar las varillas de la batidora, podamos dibujar una letra con la masa que cae sin que dicha imagen se deforme. De ahí, como podrás imaginar su nombre.

**Encamisar: decimos que «encamisamos» un molde a la hora de realizar la acción de untar el fondo y las paredes con un alimento. Puede ser mantequilla, aceite o incluso existen sprays especiales para ello. Es un paso muy importante en la repostería ya que  evitará que el relleno se pegue.

Y esto es todo por hoy, querid@s amig@s. Si os animáis a preparar estas deliciosas recetas en casa, os esperamos en nuestras redes sociales para que nos contéis cómo ha resultado.

Y recuerda, por supuesto: que solo gracias a la práctica podemos conseguir la excelencia. Así que ¡a practicar!